Razones para cambiar una bañera por un plato de ducha

A la hora de reformar un baño suele presentarse el dilema de cambiar la bañera por un plato de ducha. Si nos paramos a pensar, la mayoría de nosotros no solemos utilizar la bañera asíduamente por diversos motivos, a continuación te mostramos algunas razones por las que debería realizar el cambio.

  1. Seguridad y accesibilidad

  2. Uno de los accidentes domésticos más común es sin duda tropezones o resbalones al entrar o salir de la bañera. Esto todavía se agrava más todavía en personas mayores o con movilidad reducida. Con los nuevos playos de ducha existentes en el mercado o un plato de ducha de obra se pueden evitar accidentes y ganar mucha comodidad a la hora de ducharnos.

  3. Más espacio

  4. Las bañeras por lo general ocupan bastante más espacio que los platos de ducha. Realizando el cambio ganaras espacio en el aseo. Existen multitud de tamaños y medidas por lo que seguro que puedes encontrar la medida que se adapte a tus necesidades y con ello, ganar espacio.

  5. Ahorra dinero

  6. Ayude al medio ambiente mientras ahorra dinero. En un baño se suelen gastar unos 200 litros de agua mientras que en una ducha de 5 minutos se pueden gastar entre 75 y 90 litros. El ahorro de agua y por ende, de dinero, puede ser más que considerable.

  7. Gana en diseño

  8. En la actualidad existen platos de ducha con diseños increíbles que se adaptan a todos los espacios, diseños y bolsillos. Hay un gran abanico de posibilidades, desde la pizarra o el gresite hasta el cerámico.

    Las ventajas son muchas, por lo que desde Reformas Almoradí le animamos a realizar el cambio y si lo necesitase puede contactar con nosotros para asesorarle y realizar un presupuesto detallado.